Road House y la importancia de estar al lado del taller.

Para Road House, como fabricante mundial de frenos con el mayor número de plantas productivas ubicadas en España, estar cerca del día a día de los talleres para conocer sus necesidades es fundamental:

  • El taller es el prescriptor del producto.
  • El taller nos da la información para mejorar.
  • Nuestras visitas a fábrica y formaciones nos sirven de vínculo con el taller.

Cuando se trata de un elemento tan importante para la seguridad al volante como los frenos, resulta imprescindible la labor del profesional del taller para indicar a los conductores cuando han de sustituir pastillas y discos de freno, cuando cambiar el líquido de frenado, etc., y qué productos tienen la mayor calidad para responder con eficacia a la hora de frenar, qué productos prestan un mayor confort al conductor en la frenada, en definitiva, qué productos van a obtener la mayor satisfacción del cliente y van a garantizar su seguridad.

Y para ayudar al taller en su responsabilidad de elegir los mejores productos, los fabricantes tenemos que contribuir a que éstos conozcan muy bien cómo se fabrica, quién lo fabrica, dónde se fabrica, qué pruebas y certificaciones avalan su calidad, cuál es el proceso de investigación y desarrollo previo a lanzar al mercado el producto, cuál es la tecnología, la inversión y la logística que hace posible que cada día reciban en su taller los pedidos de frenos que necesitan instalar.

Road House es el mayor fabricante europeo de recambio líder de la fricción, con más de 50 años de historia. Fabricamos 130 millones de componentes de freno al año, 25 millones de juegos de pastillas/año. Contamos con la más amplia gama del mercado mundial y nuestros productos cumplen con las normativas más exigentes de calidad. Además, Road House tiene un firme compromiso con la protección del medio ambiente y ya desde hace más de 20 años, nuestras pastillas de freno salieron al mercado libres de metales pesados.

Pero lo más importante es que los talleres pueden ver y conocer todo esto de primera mano, visitando nuestras plantas de fabricación y el centro de I&D que tenemos en España.

Estas visitas, junto con las formaciones de producto, nos permiten estar cerca del taller, que conozcan todo el trabajo que hay detrás de cada recambio de freno que van a montar con total confianza en sus instalaciones. Y esa interacción, también nos permite conocer cuáles son sus necesidades, qué demandan de un buen fabricante de frenos, y cómo podemos seguir trabajando para obtener la plena satisfacción de los clientes.

Por todo ello, creemos que es importante apoyar la jornada organizada por Cetraa y Conepa, donde se tratarán los principales desafíos que se presentan para el taller en un momento de cambio para todos.

Eventos que nos acercan al taller y su realidad en ese proceso de cambio, nos ayudan, sin duda, a conocer mejor qué está pasando en el sector, qué está por venir y cómo tenemos que adaptarnos también como fabricantes.